Conferencia: El Valle de los Reyes (26/09/2019)

EL VALLE DE LOS REYES

El enterramiento ha sido generalmente un acto cultural y religioso con mayor o menor ritualidad en todos los pueblos, desde épocas muy remotas.  La civilización egipcia es paradigmática respecto a otros pueblos si nos referimos a la ritualidad funeraria, ya que fue modificándose tanto el rito como la tumba, a lo largo del  tiempo. Desde el punto de vista de la tumba, al principio fueron meros hoyos elípticos de poca profundidad, hasta hacerse cada vez más complejos a medida que la sociedad egipcia evolucionaba. Posteriormente fueron mastabas con subestructura de adobe y supra-estructura de material vegetal; posteriormente se pasó a un material más duradero: la piedra y se configuró una supra-estructura más sofisticada con paredes en fachada de palacio.  ó﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽ esctura de material fgurormente se pasmayor monumentalidad con subestructura de adobe y supraestructura de material fMás tarde se construyeron edificios funerarios con mayor monumentalidad: las pirámides, que se mantuvieron casi hasta el inicio de Reino Nuevo.  Aquí hubo un cambio teológico y funerario importante: predominaba el mundo de Sokar y el de Osiris…, lo que llamamos el inframundo. En ésta época que abarca unos 500 años, los faraones se enterrarán  en tumbas en la falda del wadi que preside una montaña en forma de gigantesca pirámide, llamada El Qurn. Es el Valle de los Reyes o Biban el Moluk (El Valle de las Puertas de los Reyes), o también llamado, “El Lugar de la Sede de la Verdad”.

Los primeros visitantes del Valle de los Reyes en época moderna fueron los clérigos a principios del siglo XVIII. Fueron los primeros viajeros que empezaron a desplazarse a grandes distancias para la evangelización. Uno de los primeros fue el jesuita Claude Sicard.  Posteriormente,  a partir de la segunda mitad del siglo XVIII en adelante, lo harán los exploradores, y posteriormente los caza-tesoros hasta que llegaron los arqueólogos.  Explicaremos por qué construyeron sus tumbas en ese lugar. Comentaremos la tipología de las tumbas de la dinastía XVIII que difieren bastante respecto a las tumbas ramésidas. Unas buscaban el anonimato y otras por el contrario, buscaban la monumentalidad. Estudiaremos la iconografía y las diferentes partes de que consta este tipo de tumbas. En esencia la escritura sagrada que se plasma en ellas son un conjunto de salmos y plegarias para viajar por el Inframundo y renacer con todas las garantías en el Más Allá… Sobre todo, además de otros,  pasajes de Amduat, del Libro de los Muertos, la Letanía de Ra, El  Libro de las Puertas, El libro de la Vaca Celeste… etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *